La energía está en todas partes, entre los planetas, los espacios y los humanos. Nos rodea, nos cruza, nos anima. Es el aire, el aliento de vida, el espacio y el vínculo entre todo y todo. Observe... hay personas con las que te sientes bien inmediatamente, y otras con las que no. Sucede lo mismo con los espacios y lugares donde estés. Sentir, desplegar, fortalecer tu propia energía es posible y está al alcance de todos. Con los ejercicios lúdicos que aquí se proponen, descubrirás las diferentes dimensiones energéticas: los campos de energía universal, el aura y la esencia divina. Autor: Mary Laure Teyssedre, Ilustraciones de Sophie Lambda